A Roma con amor

Allen a ralenti con 4 buenos chistes y 3 buenas ideas lanza su nuevo juguete.
Un entretenimiento absolutamente light que reflexiona sobre el deseo de que se abran brechas en la realidad desde donde algo mas pleno aflore.
Pero es que el trabajo real es reinventar el personaje, porque el mundo ya se reinventa de por si a todas horas y sólo aquel que previamente pulió el vehículo puede cabalgar los cambios sin hacerse mucho daño o disfrutar la carrera mas allá de la anécdota temporal.
No me gusta nada la música de esta película, ni la sensación de mecanismo manufacturado y sin fuerza, como quien tan solo suma un número mas. Sin embargo el resultado resulta entretenido, eso sí.
Desde que cruzó el charco supuestamente para ganar en libertad esta peli y la de Scoop son las únicas de las que uno piensa que sin libertad las habría hecho exactamente igual, así que en este caso solo ha ganado la envoltura de Italia y el escenario de esta ciudad.
Me gusta, eso sí, como está Penelope Cruz y la valentía de rodar en Italiano, a sabiendas de que el doblaje que le hagan en Estados Unidos hará que la película sea aún mas floja y esto resienta su taquilla.




1 comentario:

  1. No veo porque le ha ido mal a To Rome with Love me parecieron muy interesantes y divertidas las historias.

    ResponderEliminar